La Cúrcuma

7ace8609ddba6ba73c2899d6ac594d24La Curcuma o Curcuma longa L., como científicamente se conoce, es una planta de origen asiático utilizada comúnmente como una especia culinaria. Se compone principalmente de: carbohidratos (4.7-8.2%), aceites esenciales (2.44.0%), ácidos grasos (1.7-3.3%), curcuminoides (curcumina, demetoxicurcumina y bisdemetoxicurcumina), cuyo contenido aproximado es de un 2-5.0% del peso seco, y otros polipéptidos como la turmerina. El principal componente activo se encuentra en el rizoma de la planta, la curcumina, la responsable de su color amarillo característico y su actividad biológica. Se sabe que esta sustancia es estable en el estómago y en el intestino delgado; su elevada lipofilia le permite una rápida absorción gastrointestinal por difusión pasiva.

Los beneficios de la cúrcuma son variados y aún se están analizando más, actualmente se conoce su actividad antibacteriana, antifúngica y antiparasitaria, recientemente se ha demostrado su capacidad para inhibir la integrasa del VIH-1, y su acción contra las bacterias Gram-positivas y su alta toxicidad para la Salmonella, además, se estudió satisfactoriamente el efecto de la ciclocurcumina de la cúrcuma como un agente antiparasitario.

También se han mostrado efectos específicos en otros tejidos y órganos, como la piel, mucosa del sistema gastrointestinal y respiratorio y en el hígado. Todas estas propiedades son debidas a distintos mecanismos de acción.

Se ha demostrado que la cúrcuma posee efectos antiinflamatorios, contribuyendo al manejo de enfermedades de carácteru autoinmune e inflamatorias como la osteoporosis, artritis reumatoidea, lupus, etc. Posee actividad hipolipidémica, disminuyendo el colesterol, los triglicéridos y los fosfolípidos plasmáticos así como las LDL.

Hay muchos estudios que demuestran la capacidad de la cúrcuma para estabilizar membranas y para prevenir la peroxidación lipídica, acción antioxidante, un proceso fundamental en el establecimiento, la progresión y las complicaciones de muchas patologías como las enfermedades hepáticas, renales, cardiovasculares, neurodegenerativas, en la diabetes y en las cataratas. Las últimas investigaciones sobre los efectos biológicos de los extractos de cúrcuma y de los curcuminoides están encaminadas a estudiar su actividad anticancerosa, principalmente frente al cáncer de piel, colon y duodeno.

Es por ello que se recomienda consumir al menos 400 a 600 mg de cúrcuma o 1 a 3 cucharaditas, 2- 4 veces al día para obtener sus beneficios. Al momento de agregarla a nuestras preparaciones se recomienda que sea al final de la cocción para que no pierda su efecto, específicamente antiinflamatorio.

La precaución en su consumo radica en que puede producir en algunas personas malestares gastrointestinales aún no se han descrito efectos secundarios en lactancia, en el caso de las embarazadas no se recomienda consumir suplementos de cúrcuma, pero no hay contraindicación en consumir cantidades recomendadas de la especia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website